Testimonios

Hasta la fecha, Dr. Samadi ha realizado más de 7,000+ prostatectomías robóticas. A continuación son sólo algunas de las historias de éxito de sus pacientes.

Ramon P.

Nueva York, 27 de septiembre del 2013

Estimado Dr. David B. Samadi:

Quiero agradecerle formalmente la esplendida atención recibida antes y después de la operación de próstata a la que fui sometido por Ud. en el Lenox Hill Hospital hace ya dos semanas. Su nueva técnica robótica ha sido, tal como nos lo advirtió, tan poco invasiva que me ha permitido una rápida recuperación. Sorprendentemente, antes de culminar la primera semana de realizada la cirugía, ya estaba visitando el Museo Metropolitano de Nueva York. Por ello, deseo dejar constancia por escrito del sobresaliente trabajo profesional y trato personalizado recibido en el Lenox Hill Hospital. Tanto el trato humano como el espacio fisico –una hermosa habitación con grandes ventanales-, contribuyen a la recuperación del paciente. A las pocas horas de la intervención, pacientes de distintos lugares del mundo nos ejercitábamos caminando por el pasillo del hospital, comentando que era un verdadero privilegio haber sido operados por Ud. Un canadiense, con el que coincidí, habia analizado por varios meses las alternativas técnicas y medicas que existían en Canadá, Estados Unidos y Europa para lidiar con su enfermedad. Llego a la conclusión que su técnica era la mejor. En mi caso, tuve la suerte de ser referido por el Premio Nobel de literatura del 2010, Mario Vargas Llosa, quien me informo de los nuevos procedimientos y logros realizados por usted.

Actualmente me desempeño como Director de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP). Creo que el valioso trabajo que Ud. viene realizando desde el Lenox Hill Hospital de Nueva York es algo que debe ser mejor conocido en el Perú e incluso en nuestros países vecinos. Una de las funciones publicas de la BNP –afines a los Objetivos del Milenio aprobados por las Naciones Unidas en el 2000- es fomentar y monitorear campanas informativas de salud publica como lo es el cáncer de próstata. Afinemos ideas y preparemos un programa para ver de que modo la BNP puede apoyarlo con la valiosa labor medica que Ud. viene realizando. Seria para nosotros un gran honor poder invitarlo a Lima en un futuro próximo a fin de convocar desde allí a los diversos hospitales de mi país –y de ser posible de países vecinos-, para organizar un conversatorio entre especialistas que puedan difundir su nueva técnica de operación de próstata. Con ello contribuiríamos a fomentar cultura y tecnología, pero también información y salud; bendiciones de la modernidad que salvan vidas humanas.

Con la mayor admiración y estima personal,

Ramon P.

Nueva York, 27 de septiembre del 2013

Estimado Dr. David B. Samadi:

Quiero agradecerle formalmente la esplendida atención recibida antes y después de la operación de próstata a la que fui sometido por Ud. en el Lenox Hill Hospital hace ya dos semanas. Su nueva técnica robótica ha sido, tal como nos lo advirtió, tan poco invasiva que me ha permitido una rápida recuperación. Sorprendentemente, antes de culminar la primera semana de realizada la cirugía, ya estaba visitando el Museo Metropolitano de Nueva York. Por ello, deseo dejar constancia por escrito del sobresaliente trabajo profesional y trato personalizado recibido en el Lenox Hill Hospital. Tanto el trato humano como el espacio fisico –una hermosa habitación con grandes ventanales-, contribuyen a la recuperación del paciente. A las pocas horas de la intervención, pacientes de distintos lugares del mundo nos ejercitábamos caminando por el pasillo del hospital, comentando que era un verdadero privilegio haber sido operados por Ud. Un canadiense, con el que coincidí, habia analizado por varios meses las alternativas técnicas y medicas que existían en Canadá, Estados Unidos y Europa para lidiar con su enfermedad. Llego a la conclusión que su técnica era la mejor. En mi caso, tuve la suerte de ser referido por el Premio Nobel de literatura del 2010, Mario Vargas Llosa, quien me informo de los nuevos procedimientos y logros realizados por usted.

Actualmente me desempeño como Director de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP). Creo que el valioso trabajo que Ud. viene realizando desde el Lenox Hill Hospital de Nueva York es algo que debe ser mejor conocido en el Perú e incluso en nuestros países vecinos. Una de las funciones publicas de la BNP –afines a los Objetivos del Milenio aprobados por las Naciones Unidas en el 2000- es fomentar y monitorear campanas informativas de salud publica como lo es el cáncer de próstata. Afinemos ideas y preparemos un programa para ver de que modo la BNP puede apoyarlo con la valiosa labor medica que Ud. viene realizando. Seria para nosotros un gran honor poder invitarlo a Lima en un futuro próximo a fin de convocar desde allí a los diversos hospitales de mi país –y de ser posible de países vecinos-, para organizar un conversatorio entre especialistas que puedan difundir su nueva técnica de operación de próstata. Con ello contribuiríamos a fomentar cultura y tecnología, pero también información y salud; bendiciones de la modernidad que salvan vidas humanas.

Con la mayor admiración y estima personal,

Ramon P.

+ LEER MÁS

Ian R, Toronto, Canada

Hacen poco más de un año el 22 de diciembre de 2008 fui diagnosticado con cáncer de próstata. En medio de la recepción de estas noticias traumáticas, me vi obligado a decidir sobre el tratamiento de una desconcertante variedad de opciones, de "observar y esperar ", la radiación, los ultrasonidos de alta frecuencia, la cirugía convencional y la cirugía laparoscópica. Más que todo eso, la elección anunciaba largas colas de espera, hospitales lleno de gente y la tecnología atrasada en volver hacia el sistema de salud socializado del Canadá para el tratamiento y cura.

Apenas un mes despues, me reuní con el Dr. Samadi en Nueva York por recomendación de un amigo cercano. La entrevista fue un punto de inflexión decisivo en mi suerte. La realidad era que yo no tenía otra opción en absoluto, sino una decisión clara y evidente para elegir a la cirugía robótica de uno de los oncólogos y cirujanos delanteros en todo los Estados Unidos. Y así sucedió. Ha pasado casi un año desde mi última cirugía el 23 de febrero en el Centro Médico de Mount Sinai en Nueva York - sin duda, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. La cirugía fue un éxito y ahora continuo con los exámenes trimestrales de PSA. Volví a mi vida agitada de negocios dentro de una semana de la cirugía, me vencí de la incontinencia temporal en los primeros seis meses de la cirugía, y ahora he recuperado la función sexual normal. Mi estancia en el hospital de Mount Sinai fue una reminiscencia de la hospitalidad del hotel Four Season con el beneficio añadido de la atención médica experta.

La obligación de esta experiencia es obvia - para asegurarse de que otros hombres canadienses que luchan con el trauma del diagnóstico de próstata son conscientes de la opción de Dr. Samadi en Mount Sinaí. El flujo de pacientes de Canadá en la sala de operaciones de Samadi en Nueva York pone de manifiesto el éxito de nuestro seminario de desayuno y la entrevista televisado con el Dr. Samadi organizado en Toronto el julio pasado. Queda mucho mas que hacer.
Ian R, Toronto, Canada

Hacen poco más de un año el 22 de diciembre de 2008 fui diagnosticado con cáncer de próstata. En medio de la recepción de estas noticias traumáticas, me vi obligado a decidir sobre el tratamiento de una desconcertante variedad de opciones, de "observar y esperar ", la radiación, los ultrasonidos de alta frecuencia, la cirugía convencional y la cirugía laparoscópica. Más que todo eso, la elección anunciaba largas colas de espera, hospitales lleno de gente y la tecnología atrasada en volver hacia el sistema de salud socializado del Canadá para el tratamiento y cura.

Apenas un mes despues, me reuní con el Dr. Samadi en Nueva York por recomendación de un amigo cercano. La entrevista fue un punto de inflexión decisivo en mi suerte. La realidad era que yo no tenía otra opción en absoluto, sino una decisión clara y evidente para elegir a la cirugía robótica de uno de los oncólogos y cirujanos delanteros en todo los Estados Unidos. Y así sucedió. Ha pasado casi un año desde mi última cirugía el 23 de febrero en el Centro Médico de Mount Sinai en Nueva York - sin duda, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. La cirugía fue un éxito y ahora continuo con los exámenes trimestrales de PSA. Volví a mi vida agitada de negocios dentro de una semana de la cirugía, me vencí de la incontinencia temporal en los primeros seis meses de la cirugía, y ahora he recuperado la función sexual normal. Mi estancia en el hospital de Mount Sinai fue una reminiscencia de la hospitalidad del hotel Four Season con el beneficio añadido de la atención médica experta.

La obligación de esta experiencia es obvia - para asegurarse de que otros hombres canadienses que luchan con el trauma del diagnóstico de próstata son conscientes de la opción de Dr. Samadi en Mount Sinaí. El flujo de pacientes de Canadá en la sala de operaciones de Samadi en Nueva York pone de manifiesto el éxito de nuestro seminario de desayuno y la entrevista televisado con el Dr. Samadi organizado en Toronto el julio pasado. Queda mucho mas que hacer.
Ian R, Toronto, Canada

+ LEER MÁS

A. Bartoc, Romania

Uno de las llamadas mas difíciles que hice en mi vida fue cuando llamé a mi padre para decirle que tenía cáncer de próstata. Fue en mayo de 2006. Los dos estábamos asustados y ansiosos acerca de la mejor manera de tratarlo. Además, 9,000 millas que nos separan no ayudó con hacer las decisiones. Como era residente de urología en mi país, sentí que tenía que investigar todas las opciones de tratamiento ampliamente. Después de hablar largo y tendido con muchos urólogos (ambos colegas y amigos de la familia), he encontrado la mejor solución para el problema: La prostatectomía laparoscópica robótica. Esta técnica reciente quirúrgica es capaz de extirpar la próstata sin el dolor, la pérdida de litros de sangre, la morbilidad, el proceso de recuperación a largo y gran parte de las secuelas importantes (incontinencia y la impotencia) de una prostatectomía abierta. Otro tratamiento, la terapia de radiación que deja la próstata en su lugar, pero con opciones quirúrgicas cerradas, y todavía podría haber complicaciones significativas. También consideró que la medición de PSA post-operatorio es importante para mi padre con el fin de descartar cualquier recurrencia de la enfermedad. Yo presenté los datos a mi padre y lo hablamos durante muchas horas. Decidió seguir adelante con la prostatectomía robótica. Nuestro siguiente reto era encontrar un cirujano que tenia mucha experiencia en esta técnica relativamente joven. Con el conocimiento y la experiencia de haber realizado uno de los mayores números decasos en los EE.UU., el Dr. Samadi parecía ser el cirujano adecuado.

Me puse en contacto con el Dr. Samadi con toda la información relevante, y era muy feliz cuando accedió a cuidar a mi padre. Una fecha de la cirugía se hizo, y empezamos los preparativos necesarios para la cirugía como paciente internacional en el Hospital de Columbia Presbyterian en Nueva York. Durante todo el período preoperatorio, el Dr.Samadi y el centro internacional de Columbia estaban disponibles para responder a nuestras preguntas y preocupaciones. El día de la cirugía, mi padre estaba impresionado por la tecnología quirúrgica de la sala de operaciones, y la velocidad de inicio de la anestesia. Después de la operación, se sentía cómodo en la sala de recuperación y fue dado de alta al día siguiente. El catéter se retiró una semana después. El día 10 después de la operación, mi padre fue al US Tennis Open él solo y en el día 12, tomó un vuelo transatlántico de regreso a Rumania. Uno y dos meses después de la cirugía, su nivel de PSA fue de 0 y los problemas de continencia mínimas están mejorando con ejercicios de Kegel. Estamos eternamente agradecidos por la atención del Dr. Samadi. Tanto su competencia como cirujano y su trato con los pacientes hizo toda la diferencia.

PD Mi suegra vio a su esposo pasar por una prostatectomía abierta dolorosa, ella se sorprendió por la tremenda velocidad de recuperación del procedimiento robótico.

A. Bartoc, Romania

Uno de las llamadas mas difíciles que hice en mi vida fue cuando llamé a mi padre para decirle que tenía cáncer de próstata. Fue en mayo de 2006. Los dos estábamos asustados y ansiosos acerca de la mejor manera de tratarlo. Además, 9,000 millas que nos separan no ayudó con hacer las decisiones. Como era residente de urología en mi país, sentí que tenía que investigar todas las opciones de tratamiento ampliamente. Después de hablar largo y tendido con muchos urólogos (ambos colegas y amigos de la familia), he encontrado la mejor solución para el problema: La prostatectomía laparoscópica robótica. Esta técnica reciente quirúrgica es capaz de extirpar la próstata sin el dolor, la pérdida de litros de sangre, la morbilidad, el proceso de recuperación a largo y gran parte de las secuelas importantes (incontinencia y la impotencia) de una prostatectomía abierta. Otro tratamiento, la terapia de radiación que deja la próstata en su lugar, pero con opciones quirúrgicas cerradas, y todavía podría haber complicaciones significativas. También consideró que la medición de PSA post-operatorio es importante para mi padre con el fin de descartar cualquier recurrencia de la enfermedad. Yo presenté los datos a mi padre y lo hablamos durante muchas horas. Decidió seguir adelante con la prostatectomía robótica. Nuestro siguiente reto era encontrar un cirujano que tenia mucha experiencia en esta técnica relativamente joven. Con el conocimiento y la experiencia de haber realizado uno de los mayores números decasos en los EE.UU., el Dr. Samadi parecía ser el cirujano adecuado.

Me puse en contacto con el Dr. Samadi con toda la información relevante, y era muy feliz cuando accedió a cuidar a mi padre. Una fecha de la cirugía se hizo, y empezamos los preparativos necesarios para la cirugía como paciente internacional en el Hospital de Columbia Presbyterian en Nueva York. Durante todo el período preoperatorio, el Dr.Samadi y el centro internacional de Columbia estaban disponibles para responder a nuestras preguntas y preocupaciones. El día de la cirugía, mi padre estaba impresionado por la tecnología quirúrgica de la sala de operaciones, y la velocidad de inicio de la anestesia. Después de la operación, se sentía cómodo en la sala de recuperación y fue dado de alta al día siguiente. El catéter se retiró una semana después. El día 10 después de la operación, mi padre fue al US Tennis Open él solo y en el día 12, tomó un vuelo transatlántico de regreso a Rumania. Uno y dos meses después de la cirugía, su nivel de PSA fue de 0 y los problemas de continencia mínimas están mejorando con ejercicios de Kegel. Estamos eternamente agradecidos por la atención del Dr. Samadi. Tanto su competencia como cirujano y su trato con los pacientes hizo toda la diferencia.

PD Mi suegra vio a su esposo pasar por una prostatectomía abierta dolorosa, ella se sorprendió por la tremenda velocidad de recuperación del procedimiento robótico.

A. Bartoc, Romania

+ LEER MÁS

M.M. Stefanos, Alexandria, Egypt

No hay palabras que pudieran expresar mi gratitud por esta exitosa operación, en la que salí curado, aliviado sin ningún dolor. Esta operación robótica fue un éxito porque usted estaba detrás de él. Dr. Samadi, eres Grande. Por ti, yo soy un hombre feliz. Me siento normal, física y moralmente. Mount Sinai debe estar orgulloso de tener un médico como usted. Toda mi familia y amigos de Egipto se unen para darle las gracias.

Como ustedes saben, he preparado enérgicamente durante este procedimiento mediante el ejercicio y perdí peso. Estoy orgulloso decir que he perdido aproximadamente 25 libras bajo su dirección. Viajé miles de kilómetros de Alejandría, Egipto para estar en su cuidado y supervisión. Mi preocupación y la ansiedad que condujeron a este procedimiento fueron elevados. Como un hombre de 70 años, con una larga historia de cáncer de próstata, he sido bendecido con la oportunidad de decir gracias por hacer este procedimiento rápido, sin complicaciones y prácticamente sin dolor. Su experiencia, la atención y la benevolencia han tocado las vidas mía y de mi familia. El éxito de mi cirugía es verdaderamente un milagro, gracias a usted.

Quiero compartir con ustedes algunas cosas que he experimentado después de este procedimiento importante:

Usted removió mi próstata agrandada (111 gramos) en menos de 1.5 horas con una pérdida de sólo 3 cucharadas de sangre. Me complace decir que yo no tenía ningún dolor, y nunca tuve que utilizar cualquiera de los medicamentos recetados para el dolor.

El tercer día después del procedimiento, caminé varias cuadras de mi casa a Starbucks. Nunca esperé que iba a ser capaz de hacerlo tan pronto.

En la primera semana, sentí todas mis sensaciones nerviosas normales. Es evidente que esto es el resultado de su experiencia, el cuidado y precisión quirúrgica.

Un mes más tarde estoy de vuelta a casa, trabajar y hacer mi rutina normal. Y estoy feliz de decir que espero reanudar el ejercicio en un par de meses.

Dr. Samadi me ha ayudado a renovar mi contrato de arrendamiento de la vida! Usted es un médico maravilloso y un ser humano extraordinario. Yo deseo a usted y a su familia un feliz Año, Nuevo saludable y bendito.

Atentamente,
M.M. Stefanos
Alejandría, Egipto

No hay palabras que pudieran expresar mi gratitud por esta exitosa operación, en la que salí curado, aliviado sin ningún dolor. Esta operación robótica fue un éxito porque usted estaba detrás de él. Dr. Samadi, eres Grande. Por ti, yo soy un hombre feliz. Me siento normal, física y moralmente. Mount Sinai debe estar orgulloso de tener un médico como usted. Toda mi familia y amigos de Egipto se unen para darle las gracias.

Como ustedes saben, he preparado enérgicamente durante este procedimiento mediante el ejercicio y perdí peso. Estoy orgulloso decir que he perdido aproximadamente 25 libras bajo su dirección. Viajé miles de kilómetros de Alejandría, Egipto para estar en su cuidado y supervisión. Mi preocupación y la ansiedad que condujeron a este procedimiento fueron elevados. Como un hombre de 70 años, con una larga historia de cáncer de próstata, he sido bendecido con la oportunidad de decir gracias por hacer este procedimiento rápido, sin complicaciones y prácticamente sin dolor. Su experiencia, la atención y la benevolencia han tocado las vidas mía y de mi familia. El éxito de mi cirugía es verdaderamente un milagro, gracias a usted.

Quiero compartir con ustedes algunas cosas que he experimentado después de este procedimiento importante:

Usted removió mi próstata agrandada (111 gramos) en menos de 1.5 horas con una pérdida de sólo 3 cucharadas de sangre. Me complace decir que yo no tenía ningún dolor, y nunca tuve que utilizar cualquiera de los medicamentos recetados para el dolor.

El tercer día después del procedimiento, caminé varias cuadras de mi casa a Starbucks. Nunca esperé que iba a ser capaz de hacerlo tan pronto.

En la primera semana, sentí todas mis sensaciones nerviosas normales. Es evidente que esto es el resultado de su experiencia, el cuidado y precisión quirúrgica.

Un mes más tarde estoy de vuelta a casa, trabajar y hacer mi rutina normal. Y estoy feliz de decir que espero reanudar el ejercicio en un par de meses.

Dr. Samadi me ha ayudado a renovar mi contrato de arrendamiento de la vida! Usted es un médico maravilloso y un ser humano extraordinario. Yo deseo a usted y a su familia un feliz Año, Nuevo saludable y bendito.

Atentamente,
M.M. Stefanos
Alejandría, Egipto

+ LEER MÁS
1 2 3 4 5  » 
Contactar al Dr. Samadi
Déjenos su mensaje debajo y el doctor le responderá lo mas pronto posible

Invalid Input

Invalid Input

Invalid Input